Institucionales 9 de Mayo de 2018

Solicitamos audiencia al SENASA

Las autoridades del Colegio de Veterinarios enviaron una carta al presidente del SENASA, Ricardo Negri, solicitando, tal como lo hizo la COFEVET, una audiencia en carácter de urgente, para conocer el verdadero alcance de las medidas implementadas.

La presentación fue motivada frente a la preocupación ante los cambios que se están implementando. En este sentido, el CVPBA reconoce que se está frente a la oportunidad de rehacer todas las cosas que se saben están mal; para lo cual se debe convocar a todos los integrantes del sector a realizar aportes, cada uno desde su área de incumbencia, y terminar con medidas unidireccionales que históricamente son tomadas por unos pocos.

Es de público conocimiento que el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) se encuentra en el foco de un preocupante conflicto producto de las medidas implementadas por el Ejecutivo Nacional para adaptar al organismo a los tiempos venideros y para lograr la agilización de sus importantes acciones sanitarias.

El Colegio ha sido crítico del rol y del accionar del SENASA, pero sobre todo del proceso de degradación institucional que se viene desarrollando desde hace años. Desde sus inicios, El SENASA tiene la misión de erradicar y prevenir las enfermedades y plagas que afectan a animales y vegetales, así como también garantizar la seguridad alimentaria y trazabilidad e inocuidad de los alimentos que se consumen en el país y de los alimentos que se exportan. Es, entonces, un actor fundamental en lo que respecta a la Salud Pública, desde la concepción de “Una Sola Salud”, apoyada por la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE) y a la que se suma el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires: “la salud humana y la sanidad animal son interdependientes y están vinculadas a los ecosistemas en los cuales coexisten” (OIE). Las relaciones entre sanidad animal, salud pública y medio ambiente son fundamentales para el desarrollo de estrategias sanitarias de prevención y concientización para la vida del hombre. No es un dato menor que, según informa este organismo, el 60% de las enfermedades humanas infecciosas son zoonóticas.

Es evidente que, como se observa en la totalidad del país, estamos frente a una enorme oportunidad de rehacer estructuras y adaptarlas al desafío de ser proveedores de alimentos al mundo. Para esto deben ser convocados a aportar TODOS los integrantes del sector, cada uno desde su área de incumbencia, y no seguir con medidas unidireccionales, tomadas siempre por unos pocos. Es imperdonable que frente a los enormes desafíos del presente no se aprenda de la historia de los últimos años.

Acceder a la nota.

Otras noticias que pueden interesarte