Distrito 4 11 de Octubre de 2018

En los medios

Compartimos la nota del diario La Capital del día domingo 7 de octubre, en base a una entrevista realizada al presidente del Distrito, Walter Luján:

“El animal que tiene dueño no tendría que estar solo en la calle”

El titular del Colegio de Veterinarios bonaerense apuntó a la tenencia responsable de las mascotas y alertó sobre la proliferación de las enfermedades zoonóticas.

LA PLATA (Corresponsalía).- Un censo realizado en 2012 por un equipo interdisciplinario de profesionales encabezados por el Colegio de Veterinarios bonaerense reveló que el 85% de los perros que estaban en situación de calle en el partido de General Pueyrredon tenían propietario.

En ese entonces eran más de 12 mil los caninos que estaban sueltos en la vía pública; hoy -calculan- deben llegar a 17 mil.

Desde el Distrito IV del Colegio de Veterinarios provincial aseguraron que, en estos 6 años que pasaron, “muy poco se ha hecho al respecto”.

En diálogo con LA CAPITAL, Walter Luján, presidente del Distrito IV -que incluye a General Pueyrredon, Mar Chiquita, General Alvarado, Balcarce, Lobería, Necochea y San Cayetano- puntualizó que, según el estudio, “eran 12.872 perros que estaban en la vía pública, lo que constituye aproximadamente el 10% de la población total de caninos con propietarios”.

Y remarcó que “hay mucho para trabajar en educación y en políticas públicas porque el animal que tiene dueño no tendría que estar solo en la calle”.

– ¿Cuál es el criterio para definir que un perro está “en situación de calle”?

– Si la mascota sale, aunque sea sólo un rato, ya se considera que está en situación de calle. Ocurre que durante ese rato puede ocasionar un accidente o morder a alguien… Los veterinarios, como agentes de la salud pública, vemos con mucha preocupación cuando los animales ocupan los espacios públicos, sobre todo en las grandes ciudades. Según datos oficiales de organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud, el 60% de los agentes patógenos capaces de producir una enfermedad zoonótica en el hombre provienen de los animales, tanto domésticos como salvajes. Y el 75% de las enfermedades infectocontagiosas de las llamadas emergentes son zoonóticas.

– ¿Por qué vía se transmiten esas enfermedades?

– Por distintas vías: la saliva, las heces o la orina. Entre las enfermedades más importantes transmitidas por la saliva se encuentra la rabia, que este año resurgió a través de los casos de murciélagos con rabia que aparecieron en varios municipios de la Provincia, entre ellos General Pueyrredon. Los murciélagos podrían contagiar a felinos o caninos, por eso es muy importante que estén vacunados. Y según datos de la Municipalidad, hay un bajo índice de vacunación en forma pública porque no cuentan con las dosis suficientes para cubrir todo el espectro de animales que hay. Nosotros apelamos a que el propietario vacune a su mascota en forma privada; la vacuna no supera los 300 pesos y se aplica una vez al año a caninos y felinos mayores de 3 meses de edad. Y las razas que figuran dentro de la Ordenanza 22.031 de 2014, además de vacunadas, tienen que estar ‘chipeadas’.

– ¿Qué dice esa Ordenanza?

– Crea un Registro de animales de extrema fuerza mandibular, es decir de perros potencialmente peligrosos. Según esa Ordenanza, todo perro que está en la vía pública tiene que circular con su dueño y, si pertenece a alguna de las razas mencionadas en esa legislación, tiene que ir con

collar, correa y bozal. Al mismo tiempo tiene que estar identificado. Para eso trabajamos con el sector privado, colocando en la mascota un microchip que contiene información. Se trata de un sistema totalmente accesible e inocuo para el animal (es subcutáneo) y que cualquier veterinario de Mar del Plata puede aplicar. Luego, toda la información del paciente, del veterinario y del propietario se sube a una red que se llama Simeweb, a la tienen acceso tanto el Colegio como el Municipio. Esa Ordenanza está vigente pero se cumple a medias.

– ¿Cuál es su postura frente a la tenencia de los llamados perros potencialmente peligrosos?

– Nosotros siempre desalentamos la tenencia de ese tipo de razas. Es más, en la mayoría de los países de la Comunidad Europea las razas como el dogo argentino o el pitbull están prohibidas. Muchas veces se argumenta que tiene mucho que ver el dueño –si lo cría con cariño, si lo trata bien- y, obviamente, si es maltratado, el perro va a ser más agresivo. Pero el animal tiene guardado en los genes un potencial que puede desarrollar, hay una cuestión biológica, genética, que hace que pueda traer problemas. Igual, ‘potencialmente peligroso’ también puede ser un caniche que está en la calle porque, por ejemplo, puede generar un accidente a un motociclista que trata de esquivarlo.

– ¿De qué se trata la iniciativa que promueve el Colegio sobre los caballos sueltos en la vía pública?

– Es un anteproyecto que estamos elaborando junto a la Defensoría del Pueblo y otras fuerzas vivas de la ciudad. El punto central es el secuestro del equino cuando está solo en la vía pública, ya sea suelto o atado. La idea es llevarlo a un predio pero, antes, realizarle un plan de saneamiento. Luego se puede devolver al dueño, cobrándole una multa. Hay muchísimos propietarios que atan los caballos a comer el pasto en distintos terrenos o baldíos, o que incluso los dejan sueltos. Aclaro que se secuestrarán los equinos que se encuentren solos en la vía pública, no los que circulan con cartoneros.

. “El 100% de los areneros de las plazas están parasitados”

A fines de agosto el Concejo Deliberante de La Plata aprobó por mayoría una Ordenanza que permite el ingreso de animales domésticos en las dependencias municipales.

La iniciativa ‘pet friendly’ trajo polémica: una de las concejalas que se opuso a la sanción de la norma –Virginia Rodríguez, que además es veterinaria- aseguró que se trata de una medida “marketinera”.

“Hay una gran cantidad de ciudadanos que son fóbicos o alérgicos, ¿por qué hay que someterlos a compartir un pasillo con animales?”, se preguntó Rodríguez (Frente Renovador) en diálogo con LA CAPITAL, y agregó: “sabemos también que transmiten enfermedades zoonóticas, que pueden desencadenarse peleas entre ellos, que pueden morder a una persona… son seres impredecibles en muchos casos”.

“A mí no me molestaría compartir una oficina porque me gustan las mascotas”, opinó por su parte Walter Luján, pero añadió que “cuando uno tiene una mascota tiene derechos y obligaciones”, entonces “si estamos molestando en un edificio público con un animal lo lógico sería retirarse porque estamos avasallando el derecho de otra persona”, señaló.

El presidente del Distrito IV apeló en este caso –al igual que Rodríguez- a atender “la salud pública y las enfermedades zoonóticas”.

En ese sentido, citó como ejemplo que “hay estudios de la Universidad de Mar del Plata que indican que el 100% de los areneros de las plazas de la ciudad están parasitados con parasitosis zoonóticas, al igual que las playas”.

. “Abandono” del Departamento de Veterinaria

El presidente del Distrito IV del Colegio de Veterinarios bonaerense solicitó a las autoridades pertinentes la asignación de recursos y presupuesto para el Departamento de Veterinaria y Zoonosis del partido de General Pueyrredon. “Está en un estado deplorable, de abandono y de falta de infraestructura”, aseguró Walter Luján.

Fuente La Capital

Otras noticias que pueden interesarte