Distrito 3 4 de Diciembre de 2017

Contra el arribo de “Franquicias”

Desde el Distrito III del Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires, compartimos la solicitada generada desde la Asociación de Entidades Profesional Universitarias de Quilmes en relación al arribo de las Franquicias en la Provincia.

LOS PROFESIONALES NUCLEADOS EN A.E.P.U.Q. CONTRA EL ARRIBO DE “FRANQUICIAS”.

Los Colegios, Consejos, Delegaciones, Círculos y Centros Profesionales nucleados en AEPUQ se dirigen a toda la comunidad con el fin de denunciar el ilegal ejercicio de nuestras profesiones a través de las llamadas “franquicias”, que han arribado o pretenden hacerlo en el territorio de nuestra Provincia de Buenos Aires.

Todas nuestras profesiones que requieren título universitario y matriculación obligatoria en los Colegios de Ley, deben ser ejercidas en forma personalísima e indelegable por quienes se encuentran debidamente preparados y habilitados al efecto.

Esta imposición legal, tiene como especial objetivo la defensa del consumidor, quien recurre al profesional matriculado a recibirla, limitando el ejercicio profesional solamente a quienes se encuentran habilitados para ello, los que, además, cuentan con la debida fiscalización de sus Colegios Profesionales.

Contrariamente, las “franquicias”, cuya actividad profesional repudiamos, despersonalizan tal ejercicio profesional poniendo en cabeza de personas que NO HAN ADQUIRIDO los conocimientos para ello y que, además, NO SON FISCALIZADAS por organismo alguno.

Tales “franquicias”, muchas de ellas de carácter internacional, sólo persiguen un enriquecimiento indebido y monumental a costa de los ciudadanos que desconocen el problema, quienes, además de no recibir la atención de un profesional –en algunos casos, en forma indebida-, no podrán recurrir a efectuar su reclamo o denuncia a ningún Colegio Profesional, que son los organismos que actúan por delegación del Estado para el control de la matrícula.

Demás está decir, que no nos referimos aquí al Art. 1512 del Código Civil y Comercial de la Nación, el que específicamente regula las franquicias comerciales, pero, de ninguna manera contempla el ejercicio de “franquicias profesionales”.

Es por ello que hemos entendido imprescindible dirigirnos a la comunidad con el fin de repudiar esta notoria ilegitimidad y también para advertirla de los riesgos que asumen al contratar servicios profesionales con quienes no lo son.

Otras noticias que pueden interesarte